¿Sobrevivirán al COVID-19 los modelos de negocio tradicionales?

Por más que se lave las manos, tu negocio ya está contagiado. Las medidas de reclusión y aislamiento social por temor a la expansión del COVID-19 le ha subido la fiebre a 40 grados a muchos negocios. ¿Ready para explorar un remedio?

No hay que ir demasiado lejos para notar cómo el planeta se ha hecho eco del bombazo  del COVID-19. Incluso en ubicaciones geográficas inaccesibles se han contabilizado personas infectadas por esta enfermedad que, si bien no es clasificada como letal, es particularmente contagiosa.  Las búsquedas en #Google sobre el virus ya alcanzan en tendencia global al lanzamiento mundial de todos los modelos de Iphone de la historia, combinados. Definitivamente se ha hablado del tema.

Entre las medidas que sugieren los expertos para prevenir enfermarse, está la reclusión voluntaria, cuarentenas, y distanciamiento social. Pero ¿Qué significa esto para la economía, para los negocios grandes y pequeños? Para la mayoría, estamos hablando de graves repercusiones económicas, puesto que muchos no estaban listos para las condiciones sociales actuales. El coronavirus ha dejado en evidencia que muchos negocios no han adoptado un modelo de negocios digital y/o apoyado en un infraestructura escalable. Claro, quienes fabrican mascarillas médicas y desinfectante de manos no dan abasto, pero esos son la minoría. Las empresas que no pueden (o no quieren) distribuir sus productos o servicios a través de un canal digital alternativo, se están quedando sin opciones.

Wash your hands

Pero el Ying y el Yang prevalecen, y lo interesante de estas medidas es que, en medio de condiciones aparentemente desfavorables, las oportunidades nacen: el uso de dispositivos móviles, la conectividad inalámbrica y las redes sociales se han disparado en medio de estas circunstancias. La marca de influenciadores obvious.ly analizó 260 de sus propias campañas, que incluye más de 7 millones de publicaciones de Instagram, y vió un aumento del 76 por ciento en los me gusta acumulados diariamente en publicaciones de anuncios en las últimas dos semanas. Las impresiones de la campaña de Instagram del primer trimestre también aumentaron un 22 por ciento durante el cuarto trimestre.

¿Qué significa esto? Las campañas que se han implementado en estos días han alcanzado 76 personas más por cada cien, ¡con la misma inversión! Y por supuesto, la responsabilidad social es vital en estos tiempos de incertidumbre, pero la sostenibilidad de la economía global depende de qué tan rápido podamos adaptarnos a las necesidades de nuestros usuarios y audiencias. Por ello, algunas marcas están implementando no solo estrategias, sino modelos de negocios renovados de cara al futuro de la economía digital.

Hoy más que nunca, cuando la continuidad de los modelos de negocio tradicionales se ve amenazada por limitaciones físicas, se hace necesario explorar modelos de negocio digitales, escalables y a prueba de futuro.

¿Qué están haciendo las demás empresas?

En tiempos retadores hay que mantener la calma, pero la vida sigue, y hay que estar preparados. Empresas como slack se han puesto las pilas y han rediseñado su software para que fuese más simple y sencillo de usar, adelantándose a la muchedumbre de compañías que se pasaron a trabajo remoto. El equipo de Crehana está habilitando un curso gratis cada día para que la gente pueda capacitarse desde casa. Incluso los influencers como @JochyFersobe y @MariahCarey han optado por adaptar lo que comparten en sus redes al tema en tendencia, tanto para informar como para asegurarse de no perder el toque con sus followers.También han surgido modelos de negocio y oportunidades de crecimiento interesantes: la cuenta de @yoencasita ha compartido ideas simples pero interesantes sobre actividades que puedes realizar mientras te quedas en casa, y ya han acumulado casi 700,000 seguidores en una semana (sí, casi 100,000 seguidores por día). Así de activa está la gente en Instagram.

Working at home

Mi negocio no es (o no puede ser) digital… ¿Entonces, me morí?

Pues para nada en absoluto, my friend. Aunque la economía ya se está viendo afectada, y en Estados Unidos las ventas de armas de fuego se han incrementado en los últimos días (sad), el coronavirus definitivamente pasará, y las cosas volverán a la normalidad, tarde o temprano. Y ojalá que sea temprano porque eso de no poder ir al parque, no tener papel de baño o no poder visitar a padres y abuelitos no está nada cool.

Ya en otro artículos te compartiremos algunas estrategias que pudieras implementar para mantener tus clientes y tu audiencia cerca en tiempo de Coronavirus, pero por ahora, nos gustaría leer qué te parecen a ti los efectos del coronavirus en los negocios tradicionales y digitales.

Hasta la próxima,

Goodbye